miércoles, 3 de septiembre de 2008

Zelmar Riccetto

Zelmar Riccetto nació el 4 de diciembre de 1908 y arranca su producción literaria, siempre valiosa, con "Cantos chicos", poesía, en 1946; le siguen "Ciudad del aire", poesía de 1950, "Artigas", exaltación patriótica del héroe que data de 1953; luego viene "Cancionero salvaje" y "Oficio de amistad" de la Editorial Alfa en 1963 y, de la misma editorial, "Como quien está viviendo" en 1965. En 1979 Banda Oriental edita su libro de cuentos "Tiempo de volver" y la poesía "Canto a Lavalleja" data de 1983. Además, tiene poesías y coplas inéditas, ensayos, artículos, obras de teatro, obras de títeres, etcétera.
Ultimamente, un grupo de amigos edita su "Antología poética" libro que al ser presentado obtuvo el Premio Nacional de Poesía Edita en 1990, otorgado por la Intendencia Municipal de Montevideo. Numerosos críticos nacionales y extranjeros se han detenido en la figura y en la obra de Zelmar Riccetto. Entre ellos, la revista "Plural", que se edita en México que es una de las más importantes revistas literarias de Latinoamérica; está dirigida por el también uruguayo Saúl Ibargoyen y le dedica un profundo estudio a su obra poética. El destacado crítico argentino Eduardo González Lanuza, en la recordada revista "Sur", que dirigiera Victoria Ocampo, se ocupa también de la personalidad de Zelmar Riccetto. En el suplemento literario del diario "ABC" de Madrid se publica un juicio crítico del prestigioso hombre de letras Francisco Luis Bernárdez, y en "El Nacional" de Caracas, Manuel Bernárdez aborda su figura.
Zelmar Riccetto fue fundador en Minas, junto a Edgardo Ribeiro y a otros amigos, de ese bastión de la cultura que es Amigos del Arte. En lo social, fue fundador también del "Centro Democrático Lavalleja"; en el deporte, está vinculado de por vida con el "Club Atlético Olimpic Atenas".
Ejerció su profesión de odontólogo por muchos años, para luego volcarse a las tareas rurales a las que sigue apegado con la misma fe y entusiasmo de siempre, sabiendo sobrellevar con estoicismo e hidalguía las variadas circunstancias que incumben a esta actividad.
Zelmar Riccetto es una fiel expresión del hombre total. Ama al hombre porque ve en él a su hermano de todas las latitudes y de todas las ideologías. Ama al ser humano para redimir en él todas las injusticias, y en el fondo de su corazón exalta el sentimiento de amor a la poesía porque ve en ella el bálsamo de felicidad que tiene el hombre para dar lo mejor de sí mismo.
El culto de la ideología política tampoco le es ajeno a Zelmar Riccetto. Es más, en la ciudad de Minas, es fama que él es el afiliado número uno al Partido Socialista.

No hay comentarios: